Brenda

No busques agradar al hombre sino a Dios, porque si agradas a Dios agradaras a los que te rodean.

Es tan fuerte que no soy capaz de detenerlo y aveces lástima a quien más quiero, tan fuerte que no cualquiera lo enfrenta, tan fuerte que me asusto yo misma, así es mi carácter.

Hay que ser poeta, hay que estar en la luna de Valencia para perder más de cinco minutos con estas nostalgias perfectamente liquidables a corto plazo.

Rayuela.

Ni la misma casa ni la misma ciudad, ni los mismos amores ni las mismas costumbres, ni los mismos libros ni los mismos amigos: de aquella época lo único que conservo es mi nombre.

—José Emilio Pacheco (via hachedesilencio)

(vía hachedesilencio)

Rayuela

"Nunca volvería a estar tan cerca de mi libertad como en esos días en que me sentía acorralado por el mundo Maga"

Rayuela

Y mirá que apenas nos conocíamos y ya la vida urdía lo necesario para desencontrarnos minuciosamente.

Vivir tu propio camino siempre va a ser un poco egoísta, seguir el camino que siguen los demás puede ser algo cobarde, pero el camino de Dios es perfecto y seguirlo es la mejor decisión.